miércoles, 26 de julio de 2017

Se aprueban las directrices de organización y funcionamiento para móviles de traslado sanitario (servicios terrestres)

MINISTERIO DE SALUD - Resolución 906-E/2017

Ciudad de Buenos Aires, 18/07/2017

Resultado de imagen para moviles de traslado sanitarioVISTO el Expediente Nº EX-2017-02250683-APN-DD#MS del Registro del MINISTERIO DE SALUD, y la Resolución ex- MSyAS N° 794 de fecha 20 de octubre de 1997, y

CONSIDERANDO:

Que las políticas de salud tienen por objeto primero y prioritario asegurar el acceso de todos los habitantes de la Nación a los Servicios de Salud, entendiendo por tales al conjunto de los recursos y acciones de carácter promocional, preventivo, asistencial y de rehabilitación, sean estos de carácter público estatal, no estatal o privados; con fuerte énfasis en el primer nivel de atención.

Que en el marco de las políticas del MINISTERIO DE SALUD se desarrolla el PROGRAMA NACIONAL DE GARANTÍA DE CALIDAD DE LA ATENCIÓN MÉDICA, creado por Resolución N° 432 dela SECRETARIA DE SALUD del ex MINISTERIO DE SALUD Y ACCIÓN SOCIAL de fecha 27 de noviembre de 1992, refrendado oportunamente por el Decreto N° 1424/1997 y luego por el Decreto N° 178/2017, en el cual se agrupan un conjunto de acciones destinadas a asegurar la calidad de las prestaciones en dichos servicios.

Que entre dichas acciones se encuentran la elaboración de Guías de diagnóstico, tratamiento y procedimiento de patologías y Directrices de organización y funcionamiento de los Servicios de Salud.

Que las citadas Guías y Directrices se elaboran con la participación de entidades Académicas, Universitarias y Científicas de profesionales asegurando de esa forma la participación de todas las áreas involucradas en el Sector Salud.

Que por Resolución ex-MSyAS N° 794/1997 se aprobaron las NORMATIVAS PARA MÓVILES DE TRASLADO SANITARIO - SERVICIOS TERRESTRES.

Que entre el momento de la formulación de la anterior Norma y el presente se han producido modificaciones en la prestación del servicio terrestre de traslados sanitarios.

Que por ende resulta necesario actualizar la directriz referente a su organización y funcionamiento.

Que la SECRETARÍA DE OPERACIONES Y ESTRATEGIAS DE ATENCIÓN DE LA SALUD, la SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN, coordinadora general del PROGRAMA NACIONAL DE GARANTÍA DE CALIDAD DE LA ATENCIÓN MÉDICA, y la SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS han tomado la intervención de su competencia y avalan su incorporación al PROGRAMA NACIONAL DE GARANTÍA DE CALIDAD DE LA ATENCIÓN MÉDICA.

Que la DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS ha tomado la intervención de su competencia.

Que la presente medida se adopta en uso de las atribuciones contenidas por la “Ley de Ministerios T.O. 1992”, modificada por Ley Nº 26.338.

Por ello,

EL MINISTRO DE SALUD

RESUELVE:

ARTÍCULO 1º.- Apruébanse las DIRECTRICES DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO PARA MÓVILES DE TRASLADO SANITARIO - SERVICIOS TERRESTRES que como ANEXO (IF-2017-02587339-APN-DNRSCSS#MS) forma parte integrante de la presente.

ARTÍCULO 2º.- Incorpórense las Directrices aprobadas por el artículo anterior como normativa aplicable para la habilitación y fiscalización en el ámbito de jurisdicción de este MINISTERIO DE SALUD.

ARTÍCULO 3º.- Invítase a las Autoridades Sanitarias Jurisdiccionales y Entidades Académicas, Universitarias y Científicas Profesionales a efectuar observaciones dentro de un plazo de SESENTA (60) días a partir de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTÍCULO 4º.- Agradecer a la DIRECCIÓN NACIONAL DE EMERGENCIAS SANITARIAS, la DIRECCIÓN NACIONAL DE REGISTRO, FISCALIZACIÓN Y SANIDAD DE FRONTERAS y la SOCIEDAD ARGENTINA DE EMERGENCIAS por la importante colaboración brindada a este Ministerio.

ARTÍCULO 5º.- Derógase la Resolución ex- MSyAS N° 794 de fecha 20 de octubre de 1997.

ARTÍCULO 6º.- Comuníquese, publíquese, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — Jorge Daniel Lemus.

ANEXO

DIRECTRICES PARA MOVILES DE ATENCION Y TRASLADO SANITARIO

En cumplimiento de la Resolución 50/95, y considerando la recopilación de los antecedentes brindados por las experiencias sectoriales, se ha diseñado una normatización actualizada y realista de la actividad. Su contenido resulta apropiado para que se puedan coordinar los servicios en el caso que ocurran siniestros, emergencias o catástrofes sin superponer las actividades, lo que hace que ésta norma pueda nuclear proyectos regionales, ¡nterprovinciales y nacionales.

Se estima conveniente que las ambulancias sean terrestres, aéreas o acuáticas; integren sistemas de atención médica extrahospitalarios, de los cuales se identifican tres subsistemas: Emergencias Médicas, Traslados Programados y Consulta Médica Domiciliaria. El desarrollo de los mismos puede contar con diferentes grados de complejidad, pero ninguno de ellos puede estar fuera de la norma habilitante que permita ofrecer a la comunidad un sistema de atención pre y post-hospitalario en el que se garantice la calidad de la atención médica. 

Ambulancia: Es un vehículo diseñado para traslado de pacientes y provisión de atención médica extrahospitalaria. Debe necesariamente formar parte de un sistema de atención médica extrahospitalaria que respalde su operatoria.

Sistema de atención médica extrahospitalaria :

a) Servicio de Emergencias Médicas: Organización de recursos físicos y humanos coordinados para implementar la asistencia de pacientes en situaciones críticas, con riesgo de vida real (emergencias) o potencial (urgencias) y en el lugar donde circunstancialmente se encuentra.

Los sistemas de emergencia atienden emergencias y urgencias.

Emergencias: son situaciones de riesgo de vida real que requieren asistencia médica en forma inminente. Todo sistema llamado de emergencias médicas debe cumplir con este requisito.

Urgencia: Es una situación de riesgo de vida potencial que requiere atención médica a la brevedad.

b) Servicio de Traslados Terrestres Programados: Organización de recursos físicos y humanos coordinados para implementar el transporte de pacientes de un punto a otro con distintos niveles de complejidad, en condiciones de seguridad acordes a los requerimientos del estado clínico del paciente.

Los traslados terrestres programados se clasifican en traslado de pacientes de alto riesgo y de bajo riesgo. Es de alto riesgo: todo paciente en situación hemodinámica inestable, descompensado o con patología que entraña un elevado riesgo de complicaciones, por lo tanto debe ser trasladado en condiciones de seguridad y con los recursos adecuados para no agravar el estado clínico. Se considera de bajo riesgo: paciente estable, compensado o con discapacidad, que no requiere elementos de soporte vital.

c) Servicio de Consultas Médicas Domiciliarias: Organización de recursos físicos y humanos orientados a efectuar consultas médicas en el domicilio del paciente que, a priori, no presentan riesgo de vida ni evidencian necesidad de concurrir a un centro de salud.

Estos no requieren ambulancias con el concepto anteriormente vertido. Los móviles pueden estar destinados a consultas clínicas de adultos, consulta pediátrica, consultas médicas especializadas o constituir unidades móviles de servicios (consultorios odontológicos, laboratorio de análisis clínicos, vacunatorio, servicios radiológicos catastrales, etc.). 

Todo sistema de emergencia extrahospitalaria debe contar con un esquema operativo, dividido en dos áreas : área de operaciones y área asistencial.

El área de operaciones es la organización de recursos humanos, físicos y equipamiento a cuyo cargo se encuentra la operatividad del sistema.

El área asistencial es la organización de recursos humanos, físicos y equipamiento con el objetivo de cumplir adecuadamente las actividades médicas asistenciales extrahospitalarias.

El Sistema de Traslados Extrahospitalarias tendrá una base operativa que podrá ser independiente de un establecimiento de salud habilitado o bien podrá estar incorporado a la estructura física del mismo. En ambos casos estos establecimientos deberán cumplimentar los requisitos establecidos en la normativa jurisdiccional aplicable.

A - DEL ÁREA DE OPERACIONES:

Por cada base operativa de Traslados deberá contar como mínimo con dos (2) unidades móviles,uno de los equipos deberá ser UTIM, para trasladar el profesional al lugar de asistencia, los cuales deberán ser habilitados al efecto

RECURSO HUMANO:

Debe contar con un Director Médico preferentemente con la especialidad de emergentología registrada ante la autoridad sanitaria o en su defecto acreditar experiencia previa en dicha actividad . En el caso que el área de operaciones dependa de un hospital (público, privado o mixto), la Dirección de la misma será responsabilidad del Director del mismo, siendo responsable por el incumplimiento de la presente.

(Contará con personal a cargo del despacho y recepción. La recepción efectúa el interrogatorio telefónico, la categorización del paciente por riesgo (emergencia o urgencia) y deben estar entrenados para dar las instrucciones de prearribo. El despachador estará capacitado para el despacho radial, la coordinación logística y provisión de recursos.

PLANTA FÍSICA:

Debe poseer central de recepción y despacho la cual tendrá como misión la toma, asignación y coordinación de cada una de las prestaciones, y el registro de la información (tiempos operativos, antecedentes del paciente, etc.) como así también será el lugar de estar del personal y de pertenencia de los móviles que operan en la zona.

Independientemente de que esté o no dentro del ámbito de un establecimiento, deberá contar con las siguientes características físicas y/o equipamiento:

• Oficina adecuada para la recepción de llamados y centro de comunicación, provisto como mínimo de dos (2) líneas rotativas telefónicas propias, como así también equipo VHF, UHF y/u otros acordes a las necesidades para la comunicación con las bases operativas, los móviles y/o los distintos integrantes del sistema;

• Sala de estar, baños con ducha, dormitorios y office;

• Debe contar con la habilitación municipal o jurisdiccional que corresponda.

• Podrá optarse por contar con una central de despacho y una base operativa central separadas físicamente, en cuyo caso deberá garantizarse la comunicación entre las mismas mediante líneas telefónicas, equipo de comunicación VHF, UHF y/u otros acordes a las necesidades.

• Podrá contar con bases operativas accesorias, las cuales deben reunir los requisitos mencionados en los puntos 2 y 3 del punto A).

EQUIPAMIENTO:

Debe contar con :

• Sistema computarizado con Software diseñado para centrales de despacho.

• Sistema telefónico central que permita el acceso rápido a quien solicita el servicio.

• Sistema de comunicaciones radiales entre el despacho y las unidades móviles o periféricas, debiendo utilizar las frecuencias que otorgue el ente nacional responsable (frecuencia de servicios de emergencia).

• Sistema de grabación continua de las comunicaciones telefónicas y en forma optativa de las radiales.

• Sistema generador autónomo de electricidad para casos de caídas de tensión .

B - DEL ÁREA ASISTENCIAL :

RECURSO HUMANO :

Este dependerá del tipo de móvil y del tipo de paciente objeto del traslado

RECURSO FÍSICO:

AMBULANCIA:

La habilitación de la ambulancia con su complejidad correspondiente será efectuada por la autoridad sanitaria jurisdiccional La unidad móvil deberá cumplir con la verificación técnico-vehicular donde está radicada. Estas ambulancias, así habilitadas, podrán trasladar pacientes hacia otra provincia cumpliendo con las normas de transitabilidad de cada jurisdicción y deberá poseer la documentación original que avale la identificación del paciente, motivo del traslado, establecimiento que deriva y receptor final, debiendo contar con las autorizaciones que correspondan.

Los móviles de traslado sea cual fuere el tipo de móvil y el tipo de traslado que realicen, no podrán exceder los 10 años de antigüedad desde su patentamiento y deberán contar con la Certificación Técnico Vehicular correspondiente a cada Jurisdicción.

Las normas generales que definen una ambulancia así como su complejidad deberán adecuarse a las que con criterio nacional dicte el Ministerio de Salud.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE UNA AMBULANCIA

- Móvil tipo furgón que debe contar con dos compartimientos comunicados entre si.

- Deberá poseer un equipo de radio que permita la comunicación con el despacho del área operativa.

- Deberá ser diseñada y construida para permitir la máxima seguridad y confort, de modo que el traslado del paciente no agrave su estado clínico. Para que una ambulancia cumpla su función debe estar equipada con los recursos técnicos y contar con personal entrenado para proveer cuidados médicos adecuados.

-Debe identificarse como tal. El color principal del vehículo debe reunir las condiciones necesarias para su visibilidad y fácil identificación y llevará el emblema de la estrella de la vida en el frente, costado, parte trasera y techo. Identificación exterior con 4 palabras "ambulancia" la inscripción delantera se realizará en sentido inverso para que pueda ser leído por reflexión, debiendo ser legible y adecuarse el tamaño de las letras a las disposiciones vigentes regionales y 4 cruces de la vida.

- Debe contar con señales de prevención lumínicas. El color de las mismas será el que determine la Ley Nacional de Tránsito. Estas señales lumínicas de prevención serán barrales, luces perimetrales y luz para iluminar la escena.

-Los móviles de alta y mediana complejidad deben contar con sirena y altoparlante. Estos accesorios permitirán a los demás conductores reconocerla en la vía pública y ceder el paso.

- Los móviles que transporten pacientes de bajo riesgo no contarán sirenas. La palabra ambulancia estará presente en el frente (en espejo) y en la puerta trasera, debiendo ser legible y adecuarse el tamaño de las letras a las disposiciones vigentes regionales. Debe identificarse como tal mediante la inspcripción de la palabra "Ambulancia" por delante y por detrás la inscripción delantera se realizará en sentido inverso para que pueda ser leído por reflexión, debiendo ser legible y adecuarse el tamaño de las letras a las disposiciones vigentes regionales.

- En las partes laterales deberá especificar su categorización.

- La razón social ( empresa ) puede estar impresa en las puertas delanteras o en las laterales por encima del espacio destinado a señalizar la categorización.

- Deberá disponer de asientos para la tripulación y acompañantes con sus respectivos cinturones de seguridad inerciales.

DEL HABITÁCULO DEL PACIENTE :

- El acceso debe ser trasero y lateral.

- Debe estar comunicado con la cabina de conducción del móvil.

- La cabina del paciente debe tener espacio suficiente que permita traslados en camilla y contar con equipamiento para brindar cuidados médicos en el lugar del accidente y del traslado.

- El espacio interior mínímo debe medir 2.35 m. de largo por 1.50 m de ancho y 1 60 m de alto como mínimo.

- Los anaqueles para equipamiento y medicación serán preferentemente de material transparente para permitir la visualización del contenido en su interior o, en su defecto, serán debidamente rotulados para agilizar la búsqueda de elementos.

+- Si tiene armarios estarán ubicados en el sector lateral izquierdo posterior, con estantes y puertas de cierre magnético y/o trabas para evitar que se abran durante el desplazamiento del móvil. El material será preferentemente de acrílico y con identificación del contenido.

- Las superficies interiores deben ser libres de protrusiones.

- No deben existir objetos sueltos.

- Las paredes y pisos del habitáculo deben ser laminados no porosos, de fácil limpieza y desinfección, con zócalos^anitarios. El piso debe contar con elementos antideslizantes.

- Adecuado control de temperatura, ventilación y aislación termoacústica.

- iluminación interna : Techo central con 3 spots direccionales y 2 plafones convencionales. Piso : luces para recorrido de camillas (opcional).

Instalación eléctrica, independiente de la original, de calidad automotriz. Desarrollada con materiales que cuentan con certificaciones de ensayos de resistencia eléctrica.

Cuatro tomas de 12 v (una tipo incubadora, una tipo Encendedor y dos tipo Amphenol) para permitir la conexión de los diferentes equipos médicos, ubicadas sobre el lateral izquierdo.

Toma exterior/interior 220v, protegido por medio de un interruptor diferencial

Iluminación interior por medio de plafones y spots, se incluye un faro de interior trasero para iluminación de maniobras nocturnas de la camilla.

Sistema de alerta luminoso exterior por medio de un barral alimentado a 12 v color verde/cristal: incluye una sirena de 14 tonos, 75W de potencia a 123 decibeles, alimentada a 12 v, con micrófono (megáfono) operado desde la cabina del conductor. El mismo se coloca sobre soportes metálicos en el buche.

Luces exteriores perimetrales, con faros compuestos por una base inyectada y un lente en poli carbonato inyectado, con sistema de destello en color verde y cristal.

- Espacio suficiente para el paciente recostado y, por lo menos, dos miembros de la tripulación ( médico / enfermero ).

- No poseerá ventanas, salvo al frente en comunicación con el conductor. Ventana de vidrios móviles en portón lateral.

- Puerta trasera y puerta lateral.

- Debe haber un espacio libre de 60 cm. con respecto a la cabecera de la camilla para permitir maniobras sobre la vía aérea.

- Debe poseer un barral metálico a lo largo del techo con ganchos desplazables para colgar soluciones parenterales. Dicha pieza debe formar parte del revestimiento del techo de la unidad y sus puntos de fijación ser libres de protuberancias, dando prioridad a las condiciones de seguridad activa y pasiva de los ocupantes del interior de la unidad (AITA) Dicho barral de preferencia deberá disponerse del lado izquierdo del habitáculo. De material inoxidable y ubicado sobre la camilla del paciente.

Asidero plástico de ascenso en panel divisor para facilitar la accesibilidad de los pasajeros al habitáculo sanitario, colocado en aquellas unidades que no cuentan con un asidero original.

Asidero plástico de ascenso en la zona posterior, sobre el lateral derecho, colocado en aquellas unidades que no cuentan con un asidero original.

Presurizador superior en techo, y rejilla de venteo ubicada en la puerta trasera derecha, a los efectos de favorecer la renovación de aire del habitáculo del paciente.

Butaca fija para médico, ubicada sobre lateral derecho de la unidad o en cabecera de camilla, según el tamaño del vehículo de base. Cuenta con un cinturón de seguridad abdominal, tapizada de cuerina lavable atóxica y retardante al fuego. La fijación de la misma a la carrocería cuenta con el ensayo mecánico de tracción.

Base de camilla construida en plástico reforzado con fibra de vidrio, que poisiciona a la camilla a la altura necesaria para el trabajo del médico sobre el paciente. La misma cuenta con una puerta frontal, batiente, en a$sxo inoxidable para el acceso y alojamiento interior de la tabla de raquis (no incluida). La base cuenta con el ensayo mecánico de tracción y con el ensayo de inflamabilidad.

- El equipamiento de resucitación cardíaca, control de hemorragias externas y monitoreo de presión y ritmo cardíaco se situarán al costado de la camilla. El equipamiento para manejo de la vía aérea se ubicará a la cabecera de la misma.

EQUIPAMIENTO:

No médico:

- Toda ambulancia debe estar equipada con una silla de ruedas plegable.

- La camilla de ruedas debe estar diseñadas en forma tal que su posición, una vez colocada en el móvil, se distancie por lo menos 15 cm. del piso de la unidad. Deberá poder elevarse la cabecera a 60° ( posición semisentada ). La camilla debe tener 190 cm de longitud y 55 cm. de ancho. Poseer manijas o asideros para facilitar su traslado (hasta 4 asistentes). Debe contar con mecanismos de seguridad para ajustar la camilla al piso. Cinturones ajustables para asegurar al paciente a la misma y evitar su desplazamiento y protecciones o soportes laterales que impidan la caída durante el traslado y/o movilización.

- Deberá contar con : 2 Extinguidores de fuego 1,5 Kg. mínimo (2,5 Lbs.) adecuadamente instalados. Se ubicarán: 1 en la cabina de conducción y 1 en el habitáculo del paciente.

- Caja de herramientas provistas por el fabricante del chasis. Cricekts ( gato ). Llave en cruz y señales reflejantes de balizamiento.

- Debe estar equipada con rueda de auxilio.

- Contarán además con: almohadas, sábanas, frazadas y toallas descartables.

- Orinal y chata.

- Tijera fuerte para cortar prendas.

- Cesto plástico para residuos sólidos, ubicado en el sector sanitario, ya sea dentro del mueble o en el piso de la unidad (de acuerdo al tipo de equipamiento solicitado).

Médico:

Elementos de protección para el equipo de salud:

Guantes

Antiparras

Barbijos

Camisolines

Toda ambulancia deberá contar con elementos básicos de diagnóstico:

Estetoscopio

Tensiómetro portátil

Linterna

Otoscopio

Termómetro

Hemoglucotest o similar

- Provisión de oxígeno: mínimo dos tubos de oxígenos fijos y un tubo de oxígeno portátil para cada unidad móvil, con tubuladuras y máscaras adecuadas para la vía aérea. Con llave para cambio del manómetro del tubo de oxígeno. Soporte de tubos correspondiente. 

Es aquel móvil apto para asistencia extrahospitalaria y traslado de pacientes en situaciones con riesgo de vida.

RECURSO HUMANO:

Las ambulancias de alta complejidad deberán ser tripuladas con un conductor, un enfermero y un médico como mínimo.

El conductor deberá poseer registro profesional habilitante emitida por la autoridad competente de cada localidad, deberá presentar un certificado de aptitud psicofísica. Deberá estar capacitado en resucitación cardiopulmonar básica y poseer conocimientos y manejos básicos del trauma.

El enfermero con constancia fehaciente de experiencia no menor de dos años de actividad en servicios de emergencias, terapia intensiva, unidad coronaria, cirugía o clínica general. Debe poseer entrenamiento comprobado en técnicas de resucitación cardiopulmonar y manejo básico del trauma.

El médico debe contar con una antigüedad mínima de 3 años en el ejercicio de la profesión y además con no menos de dos años de dedicación en las disciplinas de: terapia intensiva, unidad coronaria, cardiología, anestesiología, servicios de emergencias hospitalarias, cirugía general, clínica médica. Deberá tener entrenamiento en técnicas de resucitación cardiopulmonar avanzada, manejo de emergencia médica, manejo avanzado del trauma del adulto y pediátrico y de parto a bordo , manejo de TRIAGE y atención de victimas múltiples. Todo este entrenamiento debe estar fehacientemente probado con las certificaciones que correspondan

RECURSO FÍSICO:

- Estructura : Móvil tipo furgón . Las dimensiones interiores mínimas son de: 2.35 m de largo, ancho mínimo 1,50 m. y altura mínima 1.60

- Ambiente climatizado para el adecuado confort de los pacientes.

- Mecánica: Cilindrada mínima motor de 1800 cm3. Combustible indistinto: Nafta o Gasoil. Tracción delantera o trasera. Los móviles de traslado sea cual fuere el tipo de móvil y el tipo de traslado que realicen , no podrán exceder los 10 años de antigüedad desde su patentamiento y deberán contar con la Certificación Técnico Vehicular correspondiente a cada Jurisdicción.

- Control de Estabilidad.

EQUIPAMIENTO:

Estas ambulancias deben contar con material fijo y portátil para atención del paciente en el ámbito extrahospitalario y durante el traslado del mismo. Este equipamiento se compone de los siguientes elementos:

Elementos básicos de diagnóstico:

• Estetoscopio

• Tensiómetro portátil

• Termómetro

• Otoscopio

• Oftalmoscopio

• Linterna

• Elementos para test rápidos de glucosa en sangre ( hemoglucotest o similares).

Equipamiento de asistencia cardiovascular:

• Electrocardiógrafo de 12 derivaciones

• Cardiodesfribilador portátil

• Marcapasos transitorio transcutáneo.

- Equipamiento de asistencia respiratoria v manejo de la vía aérea:

Provisión de oxígeno mínimo dos tubos de oxígenos fijos y un tubo de oxígeno portátil mínimo.

Tubos de oxígeno fijos: Capacidad 3.000 I. flujo de 2 a 15 L por minuto. Deben estar conectados a una central de oxígeno cerca de la cabecera de la camilla. Debe contar con regulador de flujo, humidificador y aspiración central. La central debe tener una salida para conectar un respirador (tipo Diss).

Tubo de oxígeno portátil: con capacidad de 450 I. Contará con un regulador de flujo de 2 a 25 L por minuto con dos salidas más donde se pueda conectar un aspirador portátil (con efecto Venturí) y válvula a presión positiva. Este tubo debe estar dentro de un bolso o caja rígida con los siguientes elementos:

• Sets de punción o incisión cricotiroidea, catéter cricotiroideo.

• Máscara de oxígeno de alta concentración.

• Máscara con flujo regulable (tipo Acurox ).

• Cánulas nasales. Tubos orofaríngeos, endotraqueales y nasotraqueales para adultos v niños. '

• Sondas de aspiración de distinto tamaños.

• Pinzas de Magill para cuerpos extraños.

• Bolsa resucitadora adulto y pediátrica con reservorio.

• Laringoscopio con ramas rectas y curvas adultos y pediátricos.

• Equipo de aspiración portátil, capacidad de succión por lo menos de 30 l. por minuto y presión de vacío con tubo pinzado de 30 cm. H20.

• Respirador portátil, preferentemente volumétrico y de ciclado electrónico para pacientes adultos y pediátricos.

• Oxímetro de pulso con sensores para adultos y pediátricos.

- Equipo de asistencia del trauma:

• Férulas de inmovilización.

• Collares cervicales rígidos (mínimo 5 tamaños).

• Inmovilizadores laterales de cabeza.

• Tablas larga y corta con cintos ajustables.

• Chalecos de Extricación

• Mantas térmicas

• Sets de sábanas estériles para quemados.

• Elementos de Stock: gasas, vendas de distinto tamaño, apositos, soluciones antisépticas, soluciones parenterales: fisiológica, cloruro de sodio, solución de Ringer- lactato Guías con macro y microgotero. Elementos de venopunción y jeringas de 5, 10, 20 y 60 cm, provisión de agujas intramusculares y endovenosas. Guantes descartables'estériles.

• Bolso de trauma : con elementos que pueden ser transportados desde la ambulancia a la escena de los accidentes. Dicho bolso contará con: guantes estériles descartables, gasas, vendas, apositos y algodón. Laringoscopio y tubos endotraqueales. Tijer adecuada para corte de ropa. Gasas furacinadas. Sábanas de quemados estériles, apositos de trauma y papel de aluminio estéril. Soluciones antisépticas y 3 frascos de solución fisiológica y dos frascos de ringer lactato. Guías con macro y microgotero, elementos de venopuntura agujas yjeringas de 5,10,20 y 60 cm.

- Kit de partos:

• Tijera: una como mínimo.

• 2 clamps umbilicales como mínimo.

• Apositos, gasas, campos quirúrgicos estériles, sábanas descartables (dos pares mínimos), campos para cubrir piernas (dos como mínimo).

• Perita aspiradora, una como mínimo.

• Guantes estériles (3 pares como mínimo).

• Sonda de Nélaton.

• 2 barbijos.

• 2 camisolines estériles.

• Elementos para abrigar al recién nacido.

• Bolsas plásticas para placentas.

• Caja de curaciones y sutura.

-Kit de enfermedades infectocontagiosas:

Antiparras: 3 pares.

Guantes estériles: 3 pares (medida 8).

Manoplas descartables

Barbijos, gorras y botas descartables (3).

Camisolines

Envases rígidos para descartar jeringas y agujas.

Bolsa roja para desecho de residuos biopatológicos.

Una sábana descartable.

-Provisión de Drogas para Unidades de Alta Complejidad:

Fármacos cardiovasculares: adrenalina, atropina, , antiarritmicos , vasodilatadores coronarios inotrópicos positivos, hipotensores endovenosos, digoxina, furosemida, , gluconato de calcio, clorurc de potasio.

Fármacos respiratorios: agonista beta 2 adrenergico , corticoides sistémicos .antihistamínicos , bicarbonato de sodio, aminofilina.

Analgésicos: antiinflamatorios no esferoides, analgésicos opioides xilocaína viscosa. Antiespasmódicos. Antieméticos y Antiácidos.

Psicofármacos: Benzodiazepinas, Tranquilizantes mayores, Antisicótiocs convencionales, Hipnóticos

Fármacos gineco-obstétricos: Metil-ergometrina, isoxuprina, ergotamina.

Antitóxicos: Inhibidores de las benzodiacepinas, carbón activado, Inhibidores de los opiáceos.

Soluciones parenterales: Solución fisiológica 500 cm. Solución dextrosada al 5 y al 25 %. Solución de Ringer lactato.. Bicarbonato de sodio molar. Ampollas de cloruro de potasio, gluconato y cloruro de calcio.

- Elementos de uso médico:

Caja de curación: Bisturí, pinzas hemostáticas, tijera.

Insumos: Algodón, gasas, apositos, vendas elásticas, vendas comunes. Tela adhesiva hipoérgica. Agua oxigenada. Alcohol. Povidona yodada. Guantes estériles. Pañales descartables.

Descartables: Jeringas y agujas descartables, sondas nasogástricas de adulto y pediátrica. Sonda de Foley nro. 16 y 18. Sonda de Nélaton. Sondas de aspiración. Catéteres sobre aguja nro. 14, 16, 18, 20 y 12 ( opcional). Agujas tipo butterfly. Catéteres tipo K 30 - K 31. Mordillos. Tubuladuras macro y microgotero y tubuladuras fotosensibles. 

Es aquel móvil apto para la asistencia y traslado de neonatos y niños que requieren supervisión o cuidado médico y la atención de emergencias con riesgos de vida.

RECURSO HUMANO:

La dotación estará compuesta por: un conductor, médico pediatra y enfermero con entrenamiento en pediatría.

El conductor cumplirá con los mismos requisitos que los detallados para los móviles de alta complejidad.

El enfermero con constancia fehaciente de experiencia no menor de dos años de actividad en servicios de terapia intensiva neonatal o terapia intensiva. Deberá poseer entrenamiento en resucitaciones cardiorrespiratorias y manejo básico del trauma.

El médico certificará una antigüedad mínima de tres años en el ejercicio activo de la profesión no menos de dos años de experiencia en neonatología y/o pediatría (de preferencia Terapia Intensiva Pediátrica). Deberá tener entrenamiento fehacientemente comprobado en técnicas avanzadas de resucitación cardiopulmonar; manejo de emergencias médicas; manejo avanzado del trauma y atención inicial del trauma pediátrico y manejo de TRIAGE y atención d victimas múltiples. Todo este entrenamiento debe estar fehacientemente probado con las certificaciones que correspondan, las cuáles deberán estar disponibles a bordo del móvil y en la base operativa.

RECURSO FÍSICO:

- Estructura : Las dimensiones exteriores e interiores son iguales a las detalladas para las unidades de alta complejidad.

- Ambiente climatizado para el adecuado confort de los pacientes.

- Mecánica : Iguales que para las unidades de alta complejidad.

EQUIPAMIENTO :

Idénticos requerimientos que la de alta complejidad, con el diseño y tamaño pediátrico. Deberá contar además con los siguientes elementos:

• Incubadora portátil de 220 voltios AC y 12 Voltios DC.

• Bomba infusora parenteral.

• Ventilador Neonatal.

• Oxímetro de pulso con sensores neonatales o pediátricos.

• Cardiodesfribilador con paletas pediátricas.

• Sets de vía aérea neonatal y pediátrica (laringoscopio con ramas neonatales y pediátricas).

• Máscara, tubos y sondas pediátricas.

• Sets de trauma pediátrico.

• Chalecos de Extricación

• Mantas térmicas pediátricas

• Halos tamaño neonatal y pediátrico. 

Es aquel móvil apto para efectuar la atención y el traslado de pacientes estables, con compensación hemodinámica y metabòlica, con bajo riesgo de complicaciones. Pacientes en condiciones de alta médica y pacientes con enfermedades crónicas estables.

Sólo se podrá trasladar un paciente de moderado riesgo en un móvil de baja complejidad cuando no se tuviera en disponibilidad un móvil de alta complejidad y en ese caso deberá contar con un médico en su dotación.

RECURSO HUMANO:

Debe ser tripulada por un conductor y un médico.

El conductor deberá poseer registro profesional habilitante emitida por la autoridad competente de cada localidad, deberá presentar un certificado de aptitud psicofisica. Deberá estar capacitado en resucitación cardiopulmonar básica y poseer conocimientos y manejos básicos del trauma.

El médico debe contar con una antigüedad mínima de tres años en el ejercicio de la profesión y además con no menos de dos años de dedicación en las disciplinas de: terapia intensiva, unidad coronaria, cardiología, anestesiología, servicios de emergencias hospitalarias, cirugía general, clinica médica. Deberá tener entrenamiento en técnicas de resucitación cardiopulmonar avanzada, manejo de emergencia médica, manejo avanzado del trauma del adulto y pediátrico y de parto a bordo y manejo de TRIAGE y atención de victimas múltiples. Todo este entrenamiento debe estar fehacientemente probado con las certificaciones que correspondan,

RECURSO FÍSICO:

- Estructura : Las dimensiones exteriores e interiores son ¡guales a las detalladas para las unidades de alta complejidad.

- Ambiente climatizado para el adecuado confort de los pacientes.

- Mecánica : Iguales que para las unidades de alta complejidad. EQUIPAMIENTO :

• Elementos de transporte para pacientes en silla de ruedas o camilla.

• Tubos de Oxígeno fijos con máscara.

• Elementos básicos de diagnóstico.

• Estetoscopio

• Tensiómetro portátil

• Termómetro

• Otoscopio

• Oftalmoscopio

• Linterna 

Es aquel móvil apto para efectuar el traslado de pacientes estables, con compensación hemodinámica y metabólica, con bajo riesgo de complicaciones. Pacientes en condiciones de alta médica y pacientes con enfermedades crónicas estables.

Los móviles de baja complejidad pueden clasificarse en:

D.1) Móviles Individuales

D.2) Móviles grupales

D.1) Móviles Individuales

RECURSO HUMANO:

Debe ser tripulada por un conductor y camillero.o personal auxiliar

El conductor deberá poseer registro profesional habilitante emitido por la autoridad competente de cada localidad.

RECURSO FÍSICO:

- Móvil tipo utilitario acondicionado con caracteristicas necesarias para el traslado del paciente en camilla y/o silla de ruedas

- Ambiente climatizado para el adecuado confort de los pacientes.

EQUIPAMIENTO:

- Elementos de transporte para pacientes en silla de ruedas o camilla.

D.2) Móviles Grupales

RECURSO HUMANO:

Debe ser tripulada por un conductor y camillero o personal auxiliar.

El conductor deberá poseer registro profesional habilitante emitido por la autoridad competente de cada localidad.

RECURSO FÍSICO:

-Móvil tipo Furgón Para el transporte grupal de pasajeros cuyo traslado no revista carácter de urgencia, ni revistan enfermedades infecto-contagiosas. Estos vehículos deben disponer de una capacidad máxima de 9 plazas, (incluidos conductor y ayudante)

- Mecánica : Deberán contar con rampas para ascenso y descenso de sillas de ruedas y contar además con medidas de fijación o anclaje para las mismas

martes, 25 de julio de 2017

Cuando la belleza daña

Una mujer reclamó los daños y perjuicios por mala praxis médica a raíz de un tratamiento de depilación médica definitiva con luz pulsada que le produjo quemaduras de primer grado a lo largo y ancho de sus piernas. La Cámara Civil le dio la razón, dado que contrató un “inocuo” tratamiento que culminó con quemaduras.

Depilación laserUna joven concurrió a un centro de estética para realizarse un tratamiento de depilación médica definitiva. Sin embargo, el resultado no fue el esperado y la mujer debió ser asistida en el Hospital del Quemado, donde luego de examinarla le diagnosticaron quemaduras de primer grado.

La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda y condenó a las demandadas, en el marco de los autos  “P., C. M. V. c/ I. SRL y otro s/ Daños y Perjuicios”.

En este escenario, la Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil explicó que, en el caso, se debate un “supuesto de responsabilidad profesional derivada de daños causados mediante el empleo de cosas”, ya que la actora habría resultado lesionada a causa de las quemaduras que le provocó la máquina de depilación definitiva (IPL).

“El buen funcionamiento de dicho aparato estaba a cargo de las demandadas y por ello también el deber de emplearlo adecuadamente y de controlar, durante la sesión, que su utilización no provocase perjuicios a la paciente”, continuó el fallo.

Los jueces señalaron que “no se discute que las quemaduras sufridas por la actora fueron producidas por el equipo de depilación definitiva que estaba bajo el control y a cargo de las codemandadas”, y añadieron: “Las quemaduras revelan por sí mismas que alguna circunstancia anómala sucedió en la sesión”.

Para los vocales, “se encuentra probado el contacto físico entre la cosa riesgosa o viciosa y el menoscabo que experimentó la demandante y aun cuando, en una primera etapa del examen de la cuestión, no pueda conocerse a ciencia cierta cuál fue la causa del daño”.

De este modo, los camaristas concluyeron que “ya sea por mal funcionamiento, anomalías no detectadas previamente, mal empleo o cualquier otro motivo, el uso del equipo de IPL fue lo que afectó la piel de la actora, quien había contratado un inocuo tratamiento de depilación definitiva que culminó con quemaduras en la zona de sus piernas”.

Fuente: Diario Judicial - Fallo completo disponible en el portal web de la citada fuente

Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa. 

lunes, 24 de julio de 2017

Rechazan demanda contra una prepaga por no cubrir internación en geriátrico

Rechazan demanda de daño moral y daño punitivo contra una prepaga por no cubrir la internación en un geriátrico. Ante el cuadro de salud de su madre, la accionante decidió internarla en una institución ajena a la cobertura contratada y luego reclamó el reintegro de los gastos sumado a un resarcimiento por los daños y perjuicios, sin embargo, la Justicia no hizo lugar a la demanda ya que además de que se trataba de una prestación que estaba fuera de los términos del contrato, jamás se le había requerido a la empresa. 

Resumen del fallo:

Resultado de imagen para martillo juezCONTRATOS. MEDICINA PREPAGA. Demanda de daños y perjuicios por incumplimiento de prestaciones médicas a favor de la madre –fallecida- de la accionante. Internación en una institución ajena a la cobertura prestada por la demandada. Pretensión de reintegro de lo gastado, más un resarcimiento por daño moral y punitivo. LEY 24901. Conocimiento por parte de la accionante de los alcances de la cobertura que brindaba la prepaga a su madre. FALTA DE PRUEBA DEL RECLAMO DE LA COBERTURA A LA EMPRESA DEMANDADA E IMPRESCINDIBILIDAD DE LA INTERNACIÓN. SE CONFIRMA LA SENTENCIA QUE RECHAZÓ LA DEMANDA 

“…la internación de D. F. efectuada por su familia en el Hogar H. (ajeno a las prestaciones cubiertas por la demandada) en julio de 2005 constituyó un acto voluntario, inconsulto y unilateral de la actora, quien desconoció los términos del contrato que la ligaba a su madre con la demandada y cuyas consecuencias debe asumir personalmente. Si así no lo resolviéramos, “cualquier afiliado podría por sí y ante sí concurrir a cualquier institución asistencial y reclamar luego el reintegro de los gastos a su obra social sin limitaciones, premisa cuyo solo enunciado convence sobre su desacierto, pues se desbarataría así el sistema sobre el que se articula el funcionamiento de las obras sociales. Y si bien es cierto que en supuestos particulares se han admitido excepciones al principio general en el que se asienta el régimen, disponiéndose la cobertura con prestadores ajenos a la obra social, ello ha sido cuando se acreditaron en forma suficiente las especiales circunstancias que así lo justificaban” (conf. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, Sala III, c. 8.728/09, in re, “Rial María Asunción c/ OSDE s/ incidente de apelación de medida cautelar” del 1/12/09 y sus citas) comprobación esta última, que no ocurrió en este caso.”

“No paso por alto que el contrato de medicina prepaga que nos ocupa es de los llamados de adhesión y, por esa razón, la interpretación de aquellas cláusulas oscuras o ambiguas se debe realizar en contra del predisponente (cfr. art. 1198 CC), pero en verdad no se aprecia que tal sea el caso de aquéllas que he transcripto más arriba, las cuales fijan con toda claridad que las `internaciones geriátricas´ no se encuentran dentro de las coberturas amparadas (capítulo XV), precisan el procedimiento a seguir para el caso de prestaciones que se requieren `invocando la Ley 24.754 y normas complementarias´ (capítulo XVI) y, reitero, son ley para las partes.”
Citar: elDial.com - AAA03D

Fallo completo:

Expte. Nº 82.408-2010 - “B., A. M. A. c/ F. s/ cumplimiento de contrato” – CNCIV – SALA B – 05/06/2017 

///nos Aires, Capital de la República Argentina, a los 5 días del mes de junio de dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “B., A. M.. c/ F. s/ Cumplimiento de contrato” respecto de la sentencia de fs. 646/657, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: PARRILLI - MIZRAHI - RAMOS FEIJOO -.

A la cuestión planteada, el Dr. Parrilli dijo:

I.A. M. A. B. demandó a “F.” (F. M.G.l de la Capital Federal) por los daños y perjuicios que dijo le ocasionó el incumplimiento por parte de la referida empresa de medicina prepaga de prestaciones médicas en favor de su madre D. M. F. ya fallecida, quien era afiliada de dicha empresa. Expuso que aquélla padecía de demencia vascular, hemiplejia izquierda, incontinencia de esfínteres y no deambulaba, se movilizaba en silla de ruedas y requería asistencia para sus actividades de la vida diaria. Dijo que ante tal cuadro y debido a que su madre no recibía cobertura adecuada por parte de la aquí demandada decidió internarla en el “Hogar A. H.” donde recibió las prestaciones médicas equivalentes al módulo de internación y rehabilitación reglamentado por la resolución n° 428/1999 del Ministerio de Salud de la Nación. Como consecuencia de lo expuesto pretendió se condenara a la demandada a indemnizarlo con $ 383.921,98 que dijo haber pagado en la referida institución, más el daño moral que dijo haber sufrido y la aplicación de una multa por daño punitivo.

A su turno, la demandada negó los hechos expuestos en el escrito inicial, en especial haber negado la cobertura reclamada y que la misma correspondiera y requirió el rechazo de la demanda.

II. En la sentencia de fs. 646/657, el Sr. Juez señaló que la actora no probó haber requerido a la empresa demandada la cobertura de las prestaciones ni, por consiguiente, la negativa de aquélla a brindar las prestaciones cuyo reintegro pretende. Recordó que uno de los “pilares del sistema cerrado de las obras sociales es que los afiliados se atiendan con los prestadores de la cartilla” (ver f.656) y que sólo cabe aparatarse de ese principio cuando en circunstancias excepcionales que deben acreditarse. En suma, sostuvo que la actora “no sólo no requirió en tiempo propio la cobertura cuyo reintegro ahora exige; sino que tampoco invocó la necesidad de apartarse de la oferta provista en la cartilla de prestadores y, menos demostró de manera adecuada que esa oferta resultaba insuficiente o insatisfactoria, por el simple hecho de no haberla requerido” y, por esas razones, al entender que no se había acreditado el incumplimiento que se endilga a la demandada, decidió rechazar la demanda.

III. Contra dicho pronunciamiento interpuso recurso de apelación la actora a f.658, el cual fue concedido libremente a f. 659.

IV. La apoderada de A. M. A. B. se agravia del rechazo de la demanda en la expresión de agravios de fs.699/708. Contrariamente a lo afirmado por el Sr. Juez, la recurrente sostiene que la negativa de la demandada a cubrir la prestación que necesitara la madre de su representada, y que ella se vio obligada a contratar, no sólo se desprende de la contestación de la demanda, sino también de la prueba de testigos producida en este expediente. Por otra parte, considera haber demostrado, especialmente con las conclusiones del dictamen de la médica neuróloga designada de oficio que D. M. F. necesitaba la internación con rehabilitación que fuera contratada y pagada por su mandante, con el hogar “Hogar H.” y que la demandada no contaba en su cartilla con un prestador similar. Hace referencia a los deberes que la ley 24.901 imponía a la aquí demandada y realiza extensas citas de jurisprudencia en su apoyo. Finalmente, cuestiona los honorarios que se le han regulado a los letrados de la demandada y la imposición de costas.

Corrido el traslado a f. 709, se presenta el apoderado de la demandada y lo contesta a través del escrito agregado a fs. 710/714. Resalta que más allá de consideraciones genéricas no existe una crítica fundada y seria de la sentencia, por lo cual entiende que el recurso debe declararse desierto. Luego se ocupa de rebatir los argumentos expuestos por la actora a través del examen de las pruebas producidas. Sostiene que la actora no probó que, en el año 2005, ni posteriormente, hubiese solicitado a “F.” cobertura de internación en el Hogar “H.” para su madre. Destaca que “de la misma pericia médica surge que la actora no requería internación domiciliaria ni cuidados especiales hasta el año 2008” (ver f. 712 vta) y que el certificado de discapacidad se expidió ese año. Hace referencia a que la actora soslayó las vías previstas en el contrato que celebrara con su representada para la cobertura de prestaciones en el marco de la ley de discapacidad. Señala que “…La afiliada decidió ir a vivir al Hogar H., en el año 2005 sin necesidad médica al menos hasta el año 2008, nunca requirió a “F.” la cobertura del alojamiento en ese Hogar hasta que se produce la mediación en el año 2010”. Realiza consideraciones sobre la improcedencia del daño punitivo. Contesta los agravios de la actora sobre la imposición de costas y, en definitiva, pide se confirme la sentencia en todo lo que decide.

V. Antes de entrar en el examen del caso y dado el cambio normativo operado con la entrada en vigencia del actual Código Civil y Comercial debo precisar que, al ser el daño un presupuesto constitutivo de la responsabilidad (cfr. arts. 1716 y 1717 del Código Civil y Comercial y art. 1067 del anterior Código Civil), aquél que diera origen a este proceso constituyó, en el mismo instante en que se produjo, la obligación jurídica de repararlo.

En consecuencia, de acuerdo al sistema de derecho transitorio contenido en el art. 7° del nuevo Código y como ya lo ha resuelto la Sala (ver mi voto en autos: “D. A. N y otros c/ C. M. L. C S.A y otros s/daños y perjuicios - resp. prof. médicos y aux” del 6-8-2015), la relación jurídica que origina esta demanda, al haberse consumado antes del advenimiento del actual Código Civil y Comercial, debe ser juzgada -en sus elementos constitutivos y con excepción de sus consecuencias no agotadas- de acuerdo al sistema del anterior Código Civil- ley 17.711, interpretado, claro está, a la luz de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta hermenéutica y respeto a la supremacía constitucional.

Por otra parte, debo decir que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia (ver CSJN, "Fallos": 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, entre otros) y tampoco es obligación ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las apropiadas para resolver (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, "Fallos": 274:113; 280:3201; 144:611). Hechas estas precisiones, habré de considerar los agravios.

VI. Aclarado lo anterior, cabe trazar el marco jurídico dentro del cual se decidirá este caso y examinaran los agravios.

En ese sentido, debo decir que con anterioridad al año 2011 en que se dicta la ley 26.682, la cual obligó a las empresas de medicina prepaga a “cubrir, como mínimo en sus planes de cobertura médico asistencial, el Programa Médico Obligatorio vigente según Resolución del Ministerio de Salud de la Nación y el Sistema de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad prevista en la ley 24.901 y sus modificatorias” (cfr. art. 7°), la Corte Federal, por mayoría y con las disidencias del Dr. Lorenzetti y las Dras. Highton de Nolasco y Argibay, había interpretado que la obligación de las empresas antes referidas, en punto a cubrir las prestaciones reconocidas en la ley 24.901, se encontraba prevista en los artículos 1° de la ley 24.754 y 28 de la ley 23.661 ( Fallos: 330:3725).

La referida ley 24.901 (B.O. 5-12-97), como ya lo adelanté, instituye “un sistema de prestaciones básicas de atención integral a favor de las personas con discapacidad, contemplando acciones de prevención, asistencia, promoción y protección, con el objeto de brindarles una cobertura integral a sus necesidades y requerimientos”, estableciendo -como principio general- que dichas prestaciones deben ser brindadas mediante servicios propios o contratados por los entes asistenciales (cfr. art. 6). Como excepción, contempla la obligación de brindar cobertura a través de especialistas que no pertenezcan al cuerpo de profesionales contratados, cuando su intervención “sea imprescindible debido a las características específicas de la patología del paciente”, o cuando así lo determinen las acciones de evaluación y orientación que, de acuerdo con el texto legal, se encuentran a cargo de un equipo interdisciplinario (artículos 39 inciso “a” y 11 de la ley antes citada). Finalmente, establece las fuentes de financiamiento del sistema de prestaciones que crea, según se trate de beneficiarios del Sistema Nacional de Salud (obras sociales), jubilados beneficiarios de la ley de accidentes de trabajo y personas sin recursos (cfr. art. 7°), sin referencia alguna, vale destacarlo, a las empresas de medicina prepaga.

Cerrando el marco jurídico donde se dirime el caso, está el contrato de medicina prepaga que ligara a la actora y su madre con la aquí demandada (ver formularios de altas y bajas de fs. 100/102) cuyas cláusulas se explicitan en el reglamento de f. 125 - expresamente conformado por la aquí actora con fecha 7-7- 2001- que obra en sobre chico reservado, bajo el n° 82.408/10 y cuya regulación es decisiva para la adecuada resolución de este caso porque lo libremente pactado, como principio general, no puede causar daño “volenti non fit iniuria” y es ley para las partes (cfr. arts. 1137 y 1197 CC).

Entre aquéllas cláusulas contractuales, cobran especial relevancia para el examen de los agravios, las previstas en los capítulos XV y XVI.
En el primero de ellos, referido a “las prestaciones no amparadas”, se prevé expresamente que “F”, no asume obligación alguna de cobertura, entre otras, respecto de prestaciones relacionadas con “internaciones geriátricas”.
Allí también se destaca que “…en el capítulo siguiente denominado coberturas especiales, se indica qué obligaciones asume el sistema en relación a determinadas enfermedades y patologías que allí se definen…” y “Se recomienda su atenta lectura”.
“En el capítulo XVI, ya al regular lo atinente a las “coberturas especiales”, se deja constancia que estas se refieren “a determinadas situaciones, patologías o enfermedades que tradicionalmente no han sido cubiertos por los servicios de medicina prepago y que no se encuentran cubiertas por “F” de acuerdo a las condiciones generales del plan de elección del asociado, conforme se ha detallado anteriormente” y se agrega “Ante la sanción de la ley 24.754, F. ha organizado este mecanismo de cobertura especial, que supone un compromiso diferente al que se ofrece al afiliado como propuesta de cobertura de nuestros planes” (el subrayado y resaltado me pertenece) y, seguidamente, se indica el procedimiento a seguir para solicitarlas, estableciendo que: “I) En el caso que el asociado requiera la cobertura total o parcial de prestaciones que no han sido incluidas por F- en el cuadro de prestaciones y/o en el presente reglamento general, invocando la Ley 24.754 y normas complementarias, en el caso que ello sea procedente, F. brindará la cobertura de esas prestaciones, exclusivamente en los centros y con los prestadores que a esos fines específicos designe. El afiliado deberá comunicar esa decisión antes de solicitar la cobertura de la patología que motiva ese reclamo. Para la cobertura de prestaciones en este supuesto, el asociado no tendrá derecho a acceder a la totalidad de los prestadores de la cartilla, ni a elegir con qué prestador desea atenderse. En ningún caso se admitirá, para estas prestaciones cobertura por reintegro y/o con otro prestador que el indicado por F…” ( los subrayados me pertenecen).

Pues bien, luego de examinar y valorar la prueba producida de acuerdo a las reglas de la sana crítica (cfr. art. 386 del CPCCN), en especial el contrato más arriba referido, no tengo dudas de que la actora – contrariamente a lo que sostiene en su expresión de agravios- tenía pleno conocimiento de los alcances de la cobertura que brindaba la prepaga a su madre (cfr. art. 4 de la ley 24.240) y de la forma en que debía requerirla, pero soslayó los términos del contrato que, como ya dije, había aceptado y también, por cierto, pasó por alto las exigencias de la ley 24.901

Digo esto porque no hay una sola constancia escrita que acredite que B. hubiese solicitado a la demandada que brindara a su madre la prestación cuyo reintegro ahora pretende y menos aún se ha probado que lo haya hecho como disponía el contrato al cual ella misma se sujetó, ni que se hubiesen cumplido los procedimientos indicados por los artículos 11 y 39 de la ley 24.901.

No probado el reclamo de la cobertura a la empresa demandada, en los términos previstos en el contrato y la ley, no puede decirse - como lo hace la recurrente - que medio negativa u omisión de aquélla porque en el orden lógico no se puede negar aquello que nunca se pidió.

En este sentido, es dable observar que si bien la internación de doña D. F. en el hogar H. tuvo lugar el 19 de julio de 2005 (ver f.193) la única constancia escrita que se acompañó reclamando la cobertura de aquélla internación es la nota sin fecha obrante a f.13 del expediente “B. A. M. A. c/ F. M. G. de la Capital Federal s/amparo”, que tramitara ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Federal n° 3, Secretaría n° 6, que se dice presentada a la demandada el día 28 de agosto de 2009 pero cuya recepción ha sido negada por esta última y no fue corroborada por otra prueba.

En cuanto a los testimonios de M. C. P. y J. H. S., amigos de la actora, contrariamente a lo que pretende la quejosa, nada aporta para acreditar que se reclamó la cobertura. La primera porque sólo refirió, sin dar mayores precisiones y sin explicar cómo lo sabía, que B. fue averiguar a “F.” para internar a su madre y le dijeron “que no tenían” (ver f. 298) y el segundo ya que declaró que “entiende que lo solicitaron pero no le dieron el beneficio” (ver f. 299).

Pero si jamás se reclamó a la demandada la prestación médica que se dice incumplida, lo cierto es que tampoco se ha probado que para el 19 de julio de 2005, fecha en que la aquí actora toma la decisión de internar a su madre en el Hogar H., esta última presentara un cuadro de discapacidad que justificara requerir la cobertura de esa prestación por la aquí demandada.

En tal sentido, las constancias de la historia clínica agregadas a fs.193/200 demuestran que F. ingreso a la referida institución para su rehabilitación, luego de haber padecido un “episodio confucional” con múltiples “caídas” y un estado “depresivo”, pues permanecía “mucho tiempo sola debido a que sus familiares viajan” (lo cual coincide con lo declarado por los testigos P. y S., quienes expresaron que la actora era la única hija de F. y no tenía posibilidades de asistirla en forma personal porque tenía que viajar al interior del país por cuestiones laborales).

Por otra parte, y si bien el 9 de mayo de 2008, se expidió a D. F. el certificado de discapacidad previsto en el art. 3 de la ley 22.431 (ver f. 9) tampoco se ha probado que para ese entonces existiera “la necesidad imprescindible” de continuar con su internación en el Hogar H. (ver conclusiones de la perito a f. 451 quien habla si de la necesidad de una internación domiciliara).

Como se aprecia, la internación de D. F. efectuada por su familia en el Hogar H. (ajeno a las prestaciones cubiertas por la demandada) en julio de 2005 constituyó un acto voluntario, inconsulto y unilateral de la actora, quien desconoció los términos del contrato que la ligaba a su madre con la demandada y cuyas consecuencias debe asumir personalmente. Si así no lo resolviéramos, “cualquier afiliado podría por sí y ante sí concurrir a cualquier institución asistencial y reclamar luego el reintegro de los gastos a su obra social sin limitaciones, premisa cuyo solo enunciado convence sobre su desacierto, pues se desbarataría así el sistema sobre el que se articula el funcionamiento de las obras sociales. Y si bien es cierto que en supuestos particulares se han admitido excepciones al principio general en el que se asienta el régimen, disponiéndose la cobertura con prestadores ajenos a la obra social, ello ha sido cuando se acreditaron en forma suficiente las especiales circunstancias que así lo justificaban” (conf. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, Sala III, c. 8.728/09, in re, “Rial María Asunción c/ OSDE s/ incidente de apelación de medida cautelar” del 1/12/09 y sus citas) comprobación esta última, que no ocurrió en este caso

No paso por alto que el contrato de medicina prepaga que nos ocupa es de los llamados de adhesión y, por esa razón, la interpretación de aquellas cláusulas oscuras o ambiguas se debe realizar en contra del predisponente (cfr. art. 1198 CC), pero en verdad no se aprecia que tal sea el caso de aquéllas que he transcripto más arriba, las cuales fijan con toda claridad que las “internaciones geriátricas” no se encuentran dentro de las coberturas amparadas (capítulo XV), precisan el procedimiento a seguir para el caso de prestaciones que se requieren “invocando la Ley 24.754 y normas complementarias” (capítulo XVI) y, reitero, son ley para las partes

En suma, nadie está obligado a lo imposible (arg. art 888 del CC) y para “F.” era imposible cumplir una prestación que, además de estar fuera de los términos del contrato (cfr. art. 1197), nunca se le requirió.

Entonces, no hay omisión que pueda generar la responsabilidad extracontractual de la demandada (art. 1109 y 1074 CC), como propiciara la actora al demandar (ver f. 23, apartado 5 y cita jurisprudencial allí realizada), ni cabe indemnizar a B. daño alguno. Sobre este último, debo decir además, que al demandar – como se señalara a f. 135 vta- la apoderada de la actora no acompañó los recibos que acreditaran que fue su mandante quien hizo los pagos al Hogar H., sin dar explicaciones que justificaran esa omisión (cfr. art. 333 párrafo 2° del CPCCN), que no se ve suplida por el informe contable de f. 497/499 y la exhibición que se hiciera a la perito contable según esta informa a f.531. Entonces, aunque se pudiera tener por probar el pago lo que no se acreditó debidamente es que haya sido la actora quien afrontó esos gastos y sufrió perjuicio material. Tampoco se probó un daño moral y menos aún el “daño punitivo” pretendido en el punto 7.2. “e” de f. 36, pues este último procede en aquellos casos en los que el responsable causa el perjuicio a sabiendas de que el beneficio que obtendrá con la actividad nociva superará el valor que debería eventualmente desembolsar para repararlo (conf. Trigo Represas, Félix A. — López Mesa, Marcelo, “Tratado de la responsabilidad civil”, ed. LA LEY, Buenos Aires, 2004, t° I, pág. 557) y nada de eso se probó en este caso.

En cuanto a las costas, no advierto, ni la recurrente expresa, razones para apartarse del principio objetivo de la derrota aplicado en la anterior instancia (cfr. art. 68 CPCCN), por lo que también en este punto la sentencia debe confirmarse.

Por estas consideraciones, propongo al Acuerdo: I) confirmar la sentencia recurrida en todo cuanto fue materia de recurso; II) encomendar al juzgado el cobro de la respectiva tasa de justicia, ya que no se advierte su pago. Así lo voto.
Los Dres. Mizrahi y Ramos Feijóo, por análogas razones a las aducidas por el Dr. Parrilli, votaron en el mismo sentido a la cuestión propuesta
Con lo que terminó el acto: ROBERTO PARRILLI -. CLAUDIO RAMOS FEIJOO -. MAURICIO LUIS MIZRAHI.-
del Libro de a nEs copia fiel del Acuerdo que obra en la Pág. n Acuerdos de esta Sala B de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil.-
Buenos Aires, junio de 2016.-

Y VISTOS: Por lo que resulta de la votación que instruye el Acuerdo que antecede, se resuelve:

I) confirmar la sentencia recurrida en todo cuanto fue materia de recurso, con costas de Alzada a la apelante vencida;

II) encomendar al juzgado el cobro de la respectiva tasa de justicia, ya que no se advierte su pago

Ante todo corresponde señalar que la apelación de los honorarios por altos introducida por la quejosa a fs. 708 no será tenida en cuenta por ser extemporáneo el planteo.

Tiene resuelto esta Sala que, en los casos en que ha sido rechazada la demanda (conf. sentencia de fs. 646/657, confirmada por este Tribunal), la base regulatoria se halla configurada por el monto reclamado en el escrito de inicio con más sus intereses (conf. Plenario “Multiflex S.A. c/ Consorcio Bartolomé Mitre 2257 s/ sumario” del 30/9/75, E.D. 64-250; id., C.N.Civ., esta Sala, RN° 18.557/00 del 20.09.10; id., HN° 38.971/08 del 22.06.11; id., HN° 62.872/08 del 05.07.11, entre otros).

En consecuencia, teniendo en cuenta el interés económico comprometido, labor desarrollada, apreciada por su naturaleza, importancia, extensión, eficacia y calidad; etapas cumplidas; resultado obtenido; que a efectos de meritar los trabajos desarrollados por los expertos se aplicará el criterio de la debida proporción que los emolumentos de los peritos deben guardar con los de los demás profesionales que llevaron la causa (conf. C.S.J.N., Fallos 236:127; 239:123; 242:519; 253:96; 261:223; 282:361; CNCiv., esta Sala H.N.° 11.051/93, in re: “Hernández c/ Jaramal s/ daños y perjuicios” , del 17/12/97; id., H.N.° 44.972/99, in re: “Alvarez c/ Sayago s/ daños y perjuicios”, del 20/3/02; id., H.N.° 363.134 in re: “Patri c/ Los Constituyentes s/ daños y perjuicios”, del 23/6/04; id., H.N.° 5810/05, in re: “Morandini c/ TUM S.A. s/ daños y perjuicios”, del 28/12/07; id., H.N.° 42.689/05, in re: “Godoy c/ Kañevsky s/ ordinario”, del 6/3/08; id., H.N.° 87.303/04, in re: “Barrios Escobar c/ Transportes s/ daños y perjuicios”, del 24/9/08; id. H.N.° 40.649/02, in re: “Mazzeo c/ Romero s/ daños y perjuicios”, del 9/6/10; id. H.N.° 108.802/04, del 21/2/11, entre otros), así como la incidencia que las mismas han tenido en el resultado del pleito; recursos de apelación interpuestos por bajos a fs. 663/664 y 668 y por altos a fs. 681 y de conformidad con lo dispuesto por los arts. 6, 7, 9, 37, 38 y cc. de la ley de arancel N° 21.839, con las modificaciones introducidas en lo pertinente por la ley 24.432 y art. 478 del Código Procesal, se modifican los honorarios regulados a fs. 657, fijando los correspondientes a la perito contadora M.B.A.R., en la suma de PESOS … ($ …) y los de la perito médica Dra. F.O.R., en PESOS … ($ …) y se confirman los honorarios de la letrada apoderada de la parte actora, Dra. L.V.T.

Por su labor en la Alzada se fijan en PESOS … ($ …) los honorarios del letrado apoderado de la parte demandada, Dr. H.O.S. y en PESOS … ($ …) los correspondientes a la letrada apoderada de la parte actora, Dra. L.V.T. (conf. arts. 14, 49 y cc. de la ley de arancel) los que deberán abonarse en el plazo de diez días.

Regístrese, protocolícese y notifíquese. Oportunamente publíquese (conf. C.S.J.N. Acordada 24/2013).

Fecho, devuélvase.

Fdo.: MAURICIO LUIS MIZRAHI - CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ - ROBERTO PARRILLI

Fuente: elDial.com

Conforme las normas vigentes se hace saber que las sentencias que se replican en este blog son de carácter público y sólo el órgano jurisdiccional del que emana la decisión impondrá limitaciones a su publicación por razones de decoro o en resguardo de la intimidad de la parte o de terceros que lo hayan solicitado de manera expresa.